El Torneo del Toro de la Vega.

Todos conocemos el importante conflicto político a causa de la tauromaquia y otras formas de maltrato animal. La mayor parte de la izquierda cree que no se puede matar cruelmente a un animal por el simple hecho de ser una tradición. La derecha opina que es lo que representa a nuestra patria. Esta fiesta es común en Tordesillas, provincia de Valladolid, y consiste en dar muerte, mediante cientos da lanceros, a un toro entre quinientos y seiscientos kilogramos de peso y entre cuatro y siete años de edad. Lo que voy a decir ahora puede sonar vulgar, obsceno, infame y machista. Y lo digo porque lo veo igual que esta situación. Imaginaos una niña de, digamos dieciséis años. Va por la calle, tranquila. Vuelve del instituto. Una furgoneta se para a su lado. Un hombre baja la ventanilla y pregunta por dónde se va a tal calle. Ella empieza a responder, pero de pronto unos hombres salen de detrás y la coge en brazos. Le atan las manos y la meten en la furgoneta con una mordaza en la boca. Juntos, empiezan a golpearla. No es ético, pero sí divertido. Es tronchante. Al final se hartan y dejan a la pobre chica en la calle, medio desnuda y llorando. Y con los ojos morados de los golpes. Pues yo pienso eso del Torneo del Toro de la Vega, un festejo cruel camuflado bajo el nombre de "tradición". Tradición, tradición. Tradición es como lo llaman los jóvenes del pueblo. Como cuando ellos nacieron este festejo ya se celebraba, eso lo convierte en tradición. Tradición. ¿Saben ustedes lo que es una tradición? La Benei Mitzvá es una tradición. La Navidad es una tradición. El Ramadán es una tradición. Pero algo que empezó a celebrarse en 1980 no es una tradición. A mí, que no me engañen. Yo no disfruto viendo sufrir a un toro—os dejaré una preciosa imagen debajo—. Y tampoco disfruto sabiendo que sufre, aunque no lo vea. Ni me empalmo, como esos gilipollas sádicos que miran, impotentes pero con vicio, incapaces de unirse a la fiesta por pura cobardía, cómo clavan lanzas al pobre animal. Hoy, 17 de septiembre del año 2013, se va a celebrar una party hard demasiado hard como para llamarse party. Buenos días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario